• 24 octubre, 2020

Estados Unidos: continúa la brutalidad policial

En Buffalo, un hombre se acercó a un grupo de policías, recibió un empujón y cayó de espaldas golpeando la nuca contra el piso.

Después del asesinato de George Floyd en manos policiales, las protestas se multiplican en Estados Unidos. El pedido es justicia y un freno al racismo, que se acrecenta cada vez más en la comunidad.

En esta ocasión, se dio una situación represiva insólita: un anciano se aproximó a un grupo de policías para acercarles un casco que se les había caído. Como respuesta recibió la orden de que se retire. El hombre no escuchó y recibió un brutal empujón. Cayó hacia atrás y golpeó su nuca contra el piso.

Por el hecho hay dos policías suspendidos sin goce de sueldo.


Leer anterior

Cuestionan las cifras de muertos de parte del ministerio de Salud

Leer siguiente

Brote de Covid-19 en Fragata Lynch: 7 funcionarios de la Armada contagiados y 68 aislados

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *